El gesto expresivo del pianista

El espíritu del directo.

Albert Nieto. Editorial de Música Boileau

Publicación

Soporte: Libro

Editorial: Editorial Boileau

Nº de páginas: 256

Medida: 29,00 x 21,00 cm

ISBN: 978-84-15381-59-4

(Descargar en PDF)
Prólogo de Álvaro Zaldívar

   El tema de la gestualidad, desde el punto de vista expresivo, es poco habitual en el marco de la enseñanza musical, aunque por otro lado, cada día vemos a un mayor número de intérpretes utilizar este recurso de comunicación con el público. Y también vemos otras formas de establecer una mayor comunicación, acudiendo a la escenografía, al humor y, en definitiva, a la toma de conciencia del aspecto actoral del músico.

     La gestualidad potencia el canal de comunicación, el flujo de emociones y sensaciones que se establece entre el intérprete y el público, un proceso mágico que se puede denominar “el espíritu del directo”.

      Este libro, prologado por Álvaro Zaldívarque incluye 530 vídeos y 330 ejemplos musicales, lo enfoqué hacia los estudiantes de piano y a los pianistas profesionales para que consideraran la importancia que tiene la gestualidad en el arte de la interpretación. Pero posteriormente pensé que era una lástima que estas ideas no pudieran llegar a los demás músicos y a los aficionados a la música en general; por ello, he redactado otro libro paralelo con ciertas partes comunes y que he titulado El gesto expresivo del músico o cómo disfrutar de un concierto.

“El autor, ofrece una lectura nueva del acercamiento entre el intérprete clásico y el espectador”

Albert Nieto nos sorprende con dos publicaciones de temática inédita tituladas El gesto expresivo del músico o como disfrutar de la música y El gesto expresivo del pianista: el espíritu del directo.

El primero de los libros, es apropiado para cualquier intérprete y aficionado a la música. Sin embargo, el segundo va dirigido a los amantes del piano, ya que añade algunos capítulos específicos y abundantes ejemplos gráficos de la literatura pianística. Ambos, han sido prologados por dos personajes ilustres del mundo de la música, como son José Luis Garcia del Busto y Álvaro Zaldívar.

El contenido de dichos ejemplares, trata de mostrar, con la ayuda de los 500 vídeos que los ilustran, cómo los intérpretes de música clásica están dando muestras de aproximación hacia el público, a través de la escenografía, el humor, las versiones de obras conocidas y el maridaje con otros géneros. Otro aspecto, mencionado en el título del libro, es dar relevancia al gesto expresivo como refuerzo del carácter musical, incrementando el canal de comunicación con el espectador.

Los aficionados a la música, los músicos profesionales y los estudiantes, podrán disfrutar durante horas de buena música y de buenos intérpretes que aportan, con su gestualidad expresiva, un enriquecimiento especial e imprescindible para alcanzar una completa comunicación con el espectador.”

MELÓMANO.-


El pianista y pedagogo Albert Nieto sigue profundizando en la gestualidad del músico (ver reseña) en general y, ahora, en la del pianista, en particular.

El gesto comunica, aflora en diversas formas corporales significativas y, además de muchas otras cosas, nos permite poner en funcionamiento todo nuestro cuerpo al servicio de la música. Nos atrevemos a afirmar que no pasaran muchos años en que la “gestualidad del músico” se impartirá como materia de conocimiento en los Centros musicales.

¿Y por qué hacemos esta aseveración? Porque en el nuevo libro de Albert Nieto que acaba de publicar en Boileau, El gesto expresivo del pianista, encontramos los fundamentos de la gestualidad musical y su evolución.

Divide el libro en cinco sugestivos capítulos: El gesto en la interpretación, Caracteres, El discurso musical y el gesto, La digitación al servicio de la gestualidad y, por último, Obras gestuales.

Cada uno de los capítulos es todo un descubrimiento sobre el gesto del pianista, sobre como aborda la interpretación de una obra y de qué modo el púbico recibe el mensaje del pianista a través de sus gestos. Nieto hace un repaso lúcido de los mejores pianistas de todos los tiempos, de sus movimientos o aquietamientos. Nadie duda, por ejemplo, de la extremada gestualidad de Liszt…

Pero el autor no se queda en ideas superficiales sobre el gesto musical. También nos habla de determinados gestos que, en alguna ocasión, son meros amaneramientos que no comunican el flujo de emociones y sensaciones del intérprete; el autor nos ayuda con numerosos ejemplos a reconocer si se trata solo de una gestualidad que distrae al público o de algo más profundo.

De aquí podemos deducir que no todo lo que se observa visualmente en un pianista tiene un valor musical, aunque Nieto ahonda en aquellos que sí lo tienen. La sabia mirada de Nieto, que es genuina y muy interesante, nos da la oportunidad de fijarnos en la auténtica gestualidad, en aquella que transmite conocimiento.

El autor ha seleccionado, además, 530 vídeos cortos (en la plataforma de Vimeo) en los que podemos descubrir muchos de los movimientos de los que nos habla.

Además nos ofrece, también, ejemplos musicales con numerosos extractos de partituras que contribuyen a que el lector (y oyente) comprenda la trascendencia gestual que incide en el poder estético del cromatismo, los crescendos, el contraste fraseológico y muchísimas prácticas instrumentales que ponen de manifiesto la relación que existe entre la interpretación musical y el gesto del pianista.

Texto: Marçal Borotau.  (Sonograma 29-06-16)